Tras más de una semana y media de negociaciones, el presidente de la COP26 anunció la publicación del borrador que debe aprobarse antes de la clausura de la cumbre, prevista para mañana.

Alok Sharma

“Esta mañana se publicó un tramo de proyectos del texto en decisión. Este incluye borradores sobre adaptación, pérdidas y daños, finanzas, el marco mejorado de transparencia y el artículo 6”, anunció Alok Sharma, presidente de la COP26, en una abarrotada rueda de prensa este mediodía. “Me complace decir que ayer concluimos las discusiones sobre el Objetivo Global de Adaptación, confirmando el programa de trabajo futuro, y espero que éste sea adoptado. También se finalizó el texto sobre Medidas de Respuesta y sobre la Red de Santiago”, agregó. Entre los puntos más destacados de este primer borrador, figura la petición a los gobiernos para que no esperen al plazo máximo de 2025 marcado en el Acuerdo de París para presentar nuevos recortes de emisiones.

A pesar de los avances en estos puntos, Sharma reconoció que “todavía no hemos llegado a las cuestiones más críticas. Aún queda mucho trabajo por hacer”. Uno de los puntos clave es las finanzas, así como el artículo 6, sobre mercados de carbono, que quedó pendiente a pesar de la jornada extra que se dedicó a ello en la pasada COP25 de Madrid. Por este motivo, durante el día de hoy se llevaron a cabo reuniones sobre estos puntos ya que “la COP26 está programada para cerrar mañana; el tiempo se acaba”.

Además de estos puntos clave a discutir, los combustibles fósiles también han sido los protagonistas de este primer borrador, que ya cuenta con un par de versiones. La mención a la eliminación del carbón y las subvenciones a los combustibles fósiles, por primera vez introducido en el texto final después del Acuerdo de París, ha sido objeto de presión de Arabia Saudí. No obstante, un gran número de países, entre ellos España, está de acuerdo en mantener esta referencia. Igualmente, la sociedad civil presente en la cumbre también está presionando para erradicar este elefante de la sala de negociaciones. Es un gran caballo de batalla que, sin duda, se peleará hasta la decisión final.

Otro gesto a favor de la descarbonización se encuentra en 11 países y ciudades. Liderados por Costa Rica y Dinamarca, han presentado una alianza para acabar con la extracción de combustibles fósiles poniendo fecha a este proceso: la Beyond Oil and Gas Alliance (BOGA). “Si queremos abordar la crisis climática, necesitamos una eliminación gestionada pero decisiva de la producción de petróleo y gas. Me complace que los nuevos miembros unan fuerzas para fijar una fecha para el fin de la producción de combustibles fósiles. Invitamos a otros gobiernos nacionales y subnacionales a sumarse a BOGA y alinear su producción de petróleo y gas de petróleo con las metas del Acuerdo de París”, dijo Andrea Meza, ministra de Ambiente y Energía de Costa Rica.

Otro anuncio de la jornada fue la presentación de un nuevo grupo de negociación latinoamericano. Se trata del conformado por los ministros de Ambiente de MERCOSUR; es decir, Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay, con el objetivo de lograr una mayor visibilidad internacional de los intereses de la región, reforzar  el compromiso de la acción climática de estos países, así como conseguir mayor visibilidad y apoyo para la obtención de recursos financieros. Esta alianza puede contribuir a impulsar pérdidas y daños, otro tema pendiente de avances y que preocupa particularmente a América Latina y El Caribe, en primera línea de los impactos del cambio climático.