El nuevo Programa de Acción Climática Urbana (UCAP) o el Compromiso Net Zero Carbon Buildings de World Green Building Council, entre las propuestas destacadas para que las ciudades avancen hacia la neutralidad.

Ciudades ok 

Las ciudades están en la primera línea del cambio climático, tanto a la hora de sufrir sus consecuencias como en ofrecer soluciones para combatirlo. Claudio Castro, alcalde de Renca (Chile), expuso su experiencia en la charla “Crear un futuro más justo: las ciudades y las regiones permiten una transición justa a 1,5 grados de vida”, en el marco de la jornada dedicada a ciudades y regiones en la COP26. 

“Somos una de las 36 municipalidades de Santiago de Chile y no tenemos una autoridad de la ciudad”, dijo apuntando que eso crea dificultades de gestión y obliga a una coordinación entre ellas. Situada en una de las áreas más empobrecidas de la capital chilena, “recibimos la contaminación de la ciudad y tenemos tres plantas de carbón”, lamentó. Por este motivo, entre sus líneas de trabajo se encuentran mejorar la calidad del aire con el cierre de las plantas de carbón, el uso de las soluciones basadas en la naturaleza con la creación de un parque municipal y la inclusión de educación ambiental en escuelas primarias y guarderías. “Los actores principales que empujan nuestra agenda son los jóvenes”, recalcó asegurando que se debe presionar por una economía verde y circular. 

Para contribuir a desafíos como estos, el Reino Unido prometió hoy 27,5 millones de libras de fondos para el nuevo Programa de Acción Climática Urbana (UCAP), con el objetivo de apoyar a las ciudades que apuntan al cero neto. La iniciativa, financiada a través de International Climate Finance, apoyará a ciudades de América Latina, África y Asia para implementar proyectos como sistemas de transporte público de bajas emisiones, generación de energía renovable, gestión sostenible de residuos, nuevos códigos de edificios climáticamente inteligentes y planificación de riesgos climáticos. 

En este sentido, hay que recordar que los edificios y la construcción son los responsables del 40% de las emisiones mundiales de gases de efecto invernadero, el equivalente al número de emisiones que emite China al año. No obstante, 44 empresas se adherieron al Compromiso Net Zero Carbon Buildings de World Green Building Council para reducir las emisiones operativas a cero neto para 2030. Igualmente, Ciudad de México, Los Ángeles, San Francisco, Oslo y Budapest se han unido a la declaración de ‘Construcción Limpia’ de C40 para reducir a la mitad las emisiones de las nuevas construcciones  para 2030.

Las ciudades también participan en campañas internacionales como ‘Race to Zero’.  Según datos presentados por el High Level Champion de la COP26, Nigel Topping, se han adherido 1.049 ciudades del mundo, representando a 700 millones de personas, con el potencial de reducir 1,4 gigatoneladas de emisiones por año para 2030. Igualmente, Topping destacó ‘Under2 Coalition’, copresidida por Escocia, California o Natal México, entre otros, que ha cambiado sus criterios de membresía para convertirse en cero neutral. Esta iniciativa reúne a 260 gobiernos que representan a 1,75 billones de personas y el 50% de la economía mundial.