El vicepresidente del Grupo Español para el Crecimiento Verde y director de Cambio Climático en Iberdrola da cuenta de los avances logrados en el ámbito empresarial en los dos últimos años, que se están concretando en la cumbre de Glasgow. Sin embargo, matiza que estos pasos no son suficientes: es necesario avanzar más rápido y con mayor compromiso. Para ello, apunta al establecimiento de medidas a corto plazo, a la implicación de todos los agentes sociales, a la financiación y a la consolidación de nuevas alianzas para la acción climática.