Aunque fue una de las personas determinantes para que el Acuerdo de París fuese una realidad, Christiana Figueres, ex secretaria ejecutiva de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático, insiste en que fue un logro colectivo en el que intervinieron miles de personas. Afronta esta cumbre con confianza, animada por la evolución que hemos experimentado desde 2015. Hoy, la urgencia de actuar ante el cambio climático se apoya en la evidencia de la ciencia. Además, se muestra gratamente sorprendida de lo logrado en términos de descarbonización de la economía; una meta que será impulsada por el anuncio de dirigir 130 mil millones de dólares – dos terceras partes del capital del mundo- a la consolidación de una economía limpia.