"Basta de brutalizar la biodiversidad. Basta de matarnos con carbono. Basta de tratar a la naturaleza como un retrete. Basta de quemar, perforar y minar nuestro camino más profundo”, alertó el Secretario General de la ONU

Destacada

Después de un arranque tímido el pasado domingo con la aprobación de la agenda de los puntos a debatir durante las próximas dos semanas, la llegada de más de un centenar de líderes mundiales a Glasgow, este lunes 1 de noviembre, ha simbolizado el inicio de la cumbre climática que pretende cumplir el ‘Acuerdo de París’ e impulsar la acción climática.

No obstante, cinco años después el camino por recorrer es aún largo. “El último informe publicado sobre las contribuciones determinadas a nivel nacional mostró que aún condenarían al mundo a un calamitoso aumento de 2,7 grados”, lamentó el Secretario General de la ONU, António Guterres, en su discurso de apertura en la Cumbre Mundial de Líderes de la COP26.

Todo ello a pesar de la urgencia de acción que pide a gritos el planeta. “Los seis años transcurridos desde el Acuerdo de París han sido los seis años más calurosos registrados”, recalcó Guterres apuntando a los culpables de esta situación. “Nuestra adicción a los combustibles fósiles está llevando a la humanidad al borde del abismo. Es hora de decir basta. Basta de brutalizar la biodiversidad. Basta de matarnos con carbono. Ya basta de tratar a la naturaleza como un retrete. Basta de quemar, perforar y minar nuestro camino más profundo. Estamos cavando nuestras propias tumbas”, alertó.

La Cumbre Mundial de Líderes de la COP26, que se lleva a cabo hasta mañana martes 2 de noviembre, prevé anuncios de nuevos compromisos sobre sectores clave como el relevo del carbón a la historia, los automóviles eléctricos, la reducción de la deforestación y el tratamiento de las emisiones de metano, así como de finanzas, ya que este aspecto seguirá siendo una prioridad clave en toda la cumbre.

Además del compromiso de movilizar financiamiento, la apertura de la COP26 vio varios anuncios para avanzar en la acción sobre los 100 mil millones de dólares anuales. En este sentido, el primer ministro del Reino Unido, Boris Johnson, anunció un paquete de financiación, como parte de la Iniciativa Verde Limpio del Reino Unido, para apoyar el despliegue de infraestructura sostenible y tecnología ecológica los países en desarrollo.

Por su parte, el presidente español, Pedro Sánchez, uno de los primeros líderes en intervenir en el marco de la cumbre, anunció el compromiso de España de aumentar un 50 por ciento su aportación al Fondo Verde del Clima hasta llegar a los 1.350 millones de euros anuales a partir de 2025. “España pondrá de su parte. Nos comprometemos a aumentar la financiación climática para llegar en 2025 con un incremento de un 50 por ciento respecto de nuestro compromiso actual”, dijo.

Además del incremento de las aportaciones, las discusiones se centrarán en el financiamiento de la adaptación al cambio climático de los países más vulnerables, ya que actualmente, la mayor parte de estos fondos se destinan a la mitigación del cambio climático.