Entre el legado de la presidencia chilena se encuentra el reconocimiento de la ciencia, el papel del océano como regulador climático y el impulso de la acción #PorElClima

Chile

“En momentos complejos en nombre de América Latina y El Caribe, Chile, con convicción, dio un paso al frente cuando otros retrocedían”, recordó la ministra del Medio Ambiente y Presidenta de COP25, Carolina Schmidt, al hacerse cargo de albergar la cumbre de cambio climático, tras la cancelación de Brasil.

Una de las primeras decisiones que tomó la COP25 fue el reconocimiento de la ciencia como un aspecto no negociable así como la incorporación de los océanos en el proceso. “Como presidencia de la COP25, hicimos todos los esfuerzos para hacer del océano una parte importante de la respuesta global al cambio climático y una pieza central para el éxito del Acuerdo de París”, dijo la presidenta de la COP25, también conocida por este motivo como ‘Blue COP’.

“El océano es una prioridad para Chile, especialmente por el papel fundamental que juega el océano como regulador climático global”, recalcó. “Por esa razón, en la COP21, antes de la adopción del Acuerdo, Chile se asoció con muchos otros países para lanzar la declaración “Porque el océano”, que trató de captar la urgencia de llevar el océano a la discusión sobre el cambio climático. Y hoy, estamos lanzando con éxito un tercero”, dijo ayer en el lanzamiento del mismo.

Asimismo, otro legado de la presidencia chilena fue el impulso de la acción climática. “Lanzamos la Alianza de Ambición climática por la  carbono neutralidad, que gracias al trabajo conjunto de los Champion de Chile y Reino Unido con la campaña de “Race To Zero”, ha logrado aumentar exponencialmente las organizaciones no estatales comprometidas llegando a esta COP con más de 7.000 instituciones, e incluyendo la gestión de activos financieros superiores a 90 trillones de dólares, todos comprometidos con un plan concreto para lograr la carbono neutralidad a más tardar el 2050”, recalcó antes de pasar el relevo al presidente de la COP26, Alok Sharma.

Además del ámbito internacional, la cumbre también ha dejado un legado nacional con la aprobación en el Senado la Ley Marco de Cambio Climático que establece la meta de carbono neutralidad y resiliencia a más tardar el 2050, así como la actualización de la Contribución Nacionalmente Determina (NDC, por sus siglas en inglés), en abril de 2020 y la elaboración de un Atlas de riesgo de climático a nivel comunal, para todo el territorio nacional.