Son varias las iniciativas que han planteado una llegada a Glasgow baja en emisiones de carbono

Aunque la COP26 pretende acordar medidas para evitar el aumento de las emisiones de gases de efecto invernadero que repercuten en el aumento de la temperatura global, según cálculos de ‘The Financial Times’ el evento tiene una huella de carbono de 53.374 toneladas de carbono y más de 45.000 están vinculadas a los viajes en avión de larga distancia.

Según cifras proporcionadas por la Secretaría de Naciones Unidas sobre Cambio Climático, hasta la fecha se han registrado 21.238 representantes de gobiernos, 13.834 observadores de la sociedad civil y 3.823 miembros de medios de comunicación. No obstante, algunos de ellos han optado por viajar hasta la cumbre generando el mínimo de emisiones posible.

Con este objetivo, un grupo de personas de Zaragoza con distintos perfiles salió del puerto de Bilbao el pasado 28 de septiembre para atravesar la isla de Gran Bretaña andando. Así, la ‘Marcha a Glasgow’ comenzó el pasado 1 de octubre en Portsmouth y ha consistido en un periplo de cerca de 30 días, en el que el grupo ha recorrido una media de 30 kilómetros diarios.

“Si andar 1.000 km bajo la lluvia puede ayudar a que la sociedad entienda mejor que nuestro futuro y el de las próximas generaciones se juega en Glasgow, habrá merecido la pena”, dicen los organizadores que culminaron su objetivo ayer.  Al mismo tiempo, llegaron los pasajeros del 'Tren del Clima', entre los Países Bajos y Escocia, que transportó delegaciones de Holanda, Bélgica, Italia y Alemania, jóvenes, eurodiputados y ONG como Amigos de la Tierra y Oxfam a Glasgow para la COP26. Con salida en Ámsterdam, la iniciativa de Youth for Sustainable Travel ha contado con el apoyo de compañías ferroviarias de toda Europa y forma parte del Año Europeo del Ferrocarril.

Rail to the COP 2

Por su parte, la empresa española Iberdrola, organizó ‘Moving for Climate NOW’, una marcha ciclista que acompaña a las Cumbres Climáticas desde 2015. En esta ocasión, representantes de empresas, administraciones y diversas organizaciones recorrieron 300 kilómetros en bicicleta eléctrica para entregar un manifiesto a las autoridades de la CMNUCC y la COP26 con el objetivo unir esfuerzos desde todos los ámbitos y actuar con ambición y urgencia.